Cómo aumentar tu inteligencia emocional

Claves para aumentar tu inteligencia emocional; gran herramienta para ser más feliz.

MindpyMindpy Autor de Post de Psicología
Mindpy - Web de Psicología

Durante toda nuestra vida educativa, aprendemos técnicas para desarrollar nuestras habilidades mentales e incrementar nuestra inteligencia para ser capaces de asimilar información, resolver problemas con rapidez, desarrollar el uso de la lógica y ampliar nuestras aptitudes intelectuales y culturales, pero apenas nos enseñan a desarrollar nuestra Inteligencia Emocional (IE), herramienta clave para tener una vida feliz.

La IE es un tipo de inteligencia que dista mucho de la definición clásica de “inteligencia”. La inteligencia emocional no tiene por qué estar ligada a la lógica, a las actitudes cognitivas y al desarrollo intelectual. Una persona puede ser muy inteligente porque es capaz de desarrollar problemas matemáticos de gran complejidad, memorizar rápidamente cualquier información, pero tener a su vez, una inteligencia emocional pobre.

Se considera que alguien tiene inteligencia emocional cuando es capaz de comprender y manejar sus propias emociones y las de los demás.
Algunas personas tienen una IE muy desarrollada gracias a su educación o experiencia de vida y otras carecen de ella. Todo el mundo puede desarrollarla ya que existen técnicas probadas e información al alcance de todos para incrementar la inteligencia emocional, aquí te transmitimos algunas:

Conoce tus propias emociones

Conocerse a uno mismo es la base de la inteligencia emocional. Es fundamental saber en qué momentos estamos sintiendo emociones negativas y positivas y detectar las causas de estas emociones.
Practica cada día observando tus emociones. Si un día sientes una emoción negativa, reconócela, obsérvala, déjala que fluya e identifica qué sensaciones y pensamientos han pasado por tu cabeza cada vez que sientes ese tipo de emociones. Primero aprende qué te provoca esas emociones; el siguiente paso será el de controlarlas.

chica apoyada en un arbol

Aprende a controlar tus emociones

Somos seres humanos y como tal, somos impulsivos por naturaleza. Muchas veces, de una emoción, viene después un impulso. Cuando se tratan de emociones negativas, los impulsos también lo son. Por ejemplo, ante una discusión, solemos decir lo primero que se nos pasa por la mente y aunque no lo pensemos realmente, lo hacemos porque no nos damos tiempo a controlar las emociones.
En esa situación, en lugar de dejar que la emoción nos controle, tenemos que parar, dejar pasar unos segundos y actuar sin dejarnos llevar por los impulsos.
Son las emociones negativas las que están provocando esos impulsos pero debes ser tú el que las controle.

Estas habilidades de reconocer y controlar las emociones no tratan de esconder lo que uno siente. No significa que tengas de juzgar demasiado rápido tus emociones y dejar de sentirlas. Las emociones saludables suben y bajan como una montaña rusa. Hay que dejar que sigan su curso para volver a sentirnos mejor.

No recurras a malos hábitos para escapar de tus emociones, por ejemplo: beber alcohol, comer comida basura o distraerse viendo la televisión para ‘matar’ esas emociones momentáneamente.

Centrarse en las metas y no en las dificultades

Una persona con inteligencia emocional centra cada día de su vida a los aspectos positivos y no en los negativos. Potencia aquello que amas de tu vida en lugar de centrarte en lo negativo. Aprende a ser más optimista cada día y aumentarás tu inteligencia emocional. Se trata de aceptar las cosas tal y como son e intentar mejorarlas dentro de nuestras posibilidades. Se trata de una decisión a tomar y un compromiso a largo plazo. Ser positivo es una habilidad que se trabaja diariamente. Cómo reacciones ante las dificultades definirá tu grado de inteligencia emocional.

APRENDE A SER EMPÁTICO

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de alguien y comprender sus sentimientos.
Observa los mensajes que te da la otra persona (verbales y no verbales). Aumentarás tu IE si eres capaz de relacionar las reacciones de los demás con sus sentimientos. Para comprender a los demás es necesario escucharles y observarles. Tendemos a hablar mucho de nosotros mismos y no escuchar a los demás. Si quieres aumentar tu inteligencia emocional, tienes que escuchar atentamente a los demás y esforzarte por conocerles de verdad.

grupo de personas de pie

Practica tus habilidades sociales

Son muchas las capacidades que puedes desarrollar para mejorar las relaciones interpersonales y por tanto la IE: tener una relación sana con los demás, saber manejar los conflictos, ejercer influencia en los demás, tener dotes de liderazgo y comunicación, etc.
Estas habilidades se pueden adoptar mediante la práctica diaria. Es un trabajo diario que requiere esfuerzo.
Saber adaptarse a cualquier situación social es una de las claves para el desarrollo de la IE.

Estas son solo algunas bases para desarrollar una inteligencia emocional. Si quieres saber más, te recomendamos los siguientes libros:

LIBROS SOBRE INTELIGENCIA EMOCIONAL

"La inteligencia emocional" de Daniel Golemann (es el libro sobre inteligencia emocional por excelencia)

"50 actividades para desarrollar la Inteligencia Emocional" de Adele B. Lynn (una aplicación práctica para desarollar tu inteligencia emocional en tu día a día)

“Cómo hacer amigos e influir en las personas” de Dale Carnegie (cómo desarrollar la empatía y las habilidades sociales para aplicarlo a las relaciones de negocios o a las relaciones personales)


¿Quieres contactar con un psicólogo? Escribe aquí tu e-mail.