¿Cómo puedo ayudar a un familiar con depresión?

¿Qué papel juegan los familiares ante un caso de depresión? Si tienes cerca a una persona con depresión, seguramente tengas muchas dudas y no siempre sepas cómo ayudarle.

MindpyMindpy Autor de Post de Psicología
Mindpy - Web de Psicología
La depresión es un trastorno psicológico que afecta gravemente a las personas que la sufren, en España, exactamente al 5,2 % de la población, según los últimos datos la Organización Mundial de la Salud (OMS).  Esta cifra no solo se queda en los principales afectados, sino que también se extiende a sus familiares y amigos quienes la sufren desde fuera, siendo testigos de una situación que no siempre pueden manejar.

La depresión produce apatía, fatiga, insomnio, irritabilidad, falta de apetito, abulia, anhedonia etc, como ya explicamos en nuestro anterior artículo: Diferencias entre la tristeza y la depresión.  

Ante un caso de depresión, ¿Qué papel juegan los familiares? Si tienes cerca a una persona con depresión, seguramente tengas muchas dudas y no siempre sepas cómo ayudarle. Aquí te damos algunos consejos:

Claves para ayudar a un familiar con depresión:

1. Comprende a la persona que sufre depresión

El primer paso es la comprensión, saber que la depresión no es algo que tu familiar haya elegido, sino que es un trastorno muy grave que va en contra de su voluntad. Su forma de actuar está causada por su trastorno y está fuera de su control.
Tienes que hacerle ver que comprendes que es un trastorno y que no es culpable de su comportamiento.
Sé empático y ponte en su lugar. Infórmate bien sobre qué es la depresión y sus consecuencias.


2. Evita los sermones o reprimendas pero no ignores la situación

Ante una persona con depresión, no hay que ser demasiado estrictos ni tampoco ignorar la situación. Los continuos sermones de los familiares pueden provocar el efecto contrario: que se sienta culpable. Por otro lado los familiares tienen que hacerle sentir que están ahí para apoyarle y aceptar la gravedad de su situación. Hay que reconocer que está sufriendo un trastorno y no sirve estar todo el día regañando a esa persona porque su actitud no es buena, ni tampoco actuar como si la situación no tuviera importancia.
Los familiares tienden a decirle a la persona con depresión frases como: “todo está en tu mente”, “piensa en positivo”,...cuando, esas frases no ayudan.

3. Evita la excesiva atención

Una excesiva atención también puede empeorar su estado. Actúa con naturalidad. No te obsesiones con lo puedes hacer para ayudarle. Si te ve actuando con normalidad, se sentirá más relajado y apoyado.

4. Busca ayuda profesional

Los familiares pueden ayudar con su apoyo a la persona con depresión, pero tienen que reconocer que no son profesionales y que por tanto, no pueden cargar con la solución para su recuperación. Eso es una carga muy pesada para los familiares, que además no tienen los conocimientos que tiene un profesional. Según el caso, la persona necesitará un psicólogo o un psiquiatra. En Mindpy, recomendamos que se busque, en un primer término, la ayuda de un psicólogo para que determine el tipo de terapia que el afectado necesita. En algunos casos, bastará con la terapia psicológica, en otros, se pueden combinar las consultas psicológicas con las consultas psiquiátricas.

Por qué buscar ayuda de un psicólogo:

- La depresión es un trastorno tratable y que se puede superar
- Cuanto más tiempo se sufra depresión, más riesgo hay de que se agrave.
- El especialista determina qué tipo de terapia es más adecuada. Normalmente se recurre a la terapia psicológica (generalmente, la terapia cognitivo-conductual) o la terapia con psicofármacos.
- Acompañarle a terapia le ayudará mucho.

5. Proponle actividades

Proponle pequeñas actividades que le distraigan con un paseo o una pequeña tarea. Estas actividades no deben resultarle muy costosas puesto que podrían frustrarle. El psicólogo que le está tratando podrá determinar qué actividades puede ir haciendo de manera progresiva. El especialista puede guiar a la familia en el transcurso de la terapia.


6. Valora los avances

Cuando veas pequeñas mejoras: conductas positivas como sonreír, esforzarse por hacer una tarea, una conversación positiva, no se ha quejado en un tiempo, etc., recompénsale. De esta manera verá que su buena conducta es valorada

También ten en cuenta estas frases que ayudan y frases que no ayudan:

FRASES QUE AYUDAN

No estás solo en esto. Estamos aquí para apoyarte.
Voy contigo si lo necesitas.
Tranquilo, lo vas a superar
Sé que no es tu culpa.
Dime qué puedo hacer para ayudarte.
No puedo saber cómo te sientes porque yo no me siento así, pero te entiendo y estoy aquí para ayudarte a superarlo.
Eres muy importante para la familia.

FRASES QUE NO AYUDAN

Tienes que mirar el lado bueno de las cosas.
No es para tanto.
Estás exagerando.
Todos pasamos momentos malos como el tuyo.
Todo está en tu mente.
No puedo hacer nada por ti.

En Mindpy conectamos personas con psicólogos especializados en depresión. Contáctanos si necesitas ayuda profesional. 


¿Quieres contactar con un PSICÓLOGO? Escribe tu e-mail.