Diferencias entre tristeza y depresión

A menudo confundimos tristeza y depresión y hablamos de “estar triste” como “estoy deprimido/depresivo” o usamos expresiones como “¡Qué depresión!” cuando, la depresión y la tristeza son muy diferentes.

MindpyMindpy Autor de Post de Psicología
Mindpy - Web de Psicología

A menudo confundimos tristeza y depresión y hablamos de “estar triste” como “estoy deprimido/depresivo” o usamos expresiones como “¡Qué depresión!” cuando, la depresión y la tristeza son muy diferentes.

¿Qué es la tristeza y qué es la depresión?

Para saber si estamos ante un caso de depresión tenemos que preguntarnos qué es tristeza y qué es depresión.

La tristeza es una emoción y como tal, es una respuesta natural del ser humano ante una situación, un suceso o un estímulo que nos produce el sentimiento de tristeza.

La depresión es un trastorno psicológico, que se presenta en síntomas como tristeza continuada y duradera y otros como ansiedad, fatiga, insomnio, falta de apetito, pensamientos suicidas, entre otros.
La depresión es una enfermedad que interfiere en la vida de las personas, afectando en las relaciones personales, el trabajo y la salud de quien la sufre.

Por tanto, la tristeza es tan solo un síntoma más de la depresión que, si se alarga en el tiempo, puede convertirse en un cuadro depresivo. Tener momentos de tristeza, nos permite llevar una vida normal, sufrir depresión, afecta mucho a nuestra vida.

En gran mayoría de casos, las personas experimentan abulia que significa la falta de voluntad o iniciativa para realizar acciones o tomar decisiones, que se puede tratar de pequeñas tareas como levantarse de la cama, limpiar la casa, ir a comprar, etc.
También presentan anhedonia o incapacidad para experimentar placer, satisfacción y pérdida de interés por casi todas las actividades.

La abulia y anhedonia la sufren tanto de personas tristes como de personas con depresión, pero en el caso de la depresión, la abulia es de gran duración (desde varias semanas).

¿Qué produce tristeza o depresión?

La tristeza es la respuesta ante una situación negativa: en las relaciones personales, una pérdida, un fracaso, etc.

Las causas de la depresión, pueden ser genéticas (en algunos casos, la persona que lo sufre tiene familiares cercanos que la han sufrido), cambios neurobiológicos con un descenso de los niveles de serotonina o factores ambientales que se refieren a la incapacidad de actuar ante problemas en cualquier aspecto de la vida (familiar, personal, profesional, etc.).

¿Cómo sabemos si una persona sufre depresión o solo está triste?

Estas son algunas de las preguntas que puedes hacerte para conocer mejor tu situación. La respuesta afirmativa ante varios de estos síntomas podría determinar un cuadro depresivo, eso sí, recuerda que la mejor opción es recurrir a la ayuda profesional de un psicólogo para diagnosticarlo.

¿Has perdido el interés por actividades que antes disfrutabas?
¿Sufres insomnio o problemas para conciliar el sueño?
¿Has perdido el apetito?
¿Te sientes muy cansado o sin energía?
¿Tienes pensamientos negativos continuados?
¿Te valoras justamente a ti mismo?
¿Tienes problemas de concentración?
¿Sientes que tu vida no tiene sentido?
¿Tienes sentimiento de culpa?
¿Tiene pensamientos suicidas?

¿Necesito terapia psicológica?

Si una persona está triste, no necesita ayuda profesional, pero si sufre depresión, sí es muy importante que reciba terapia psicológica.

No hace falta asistir a terapia psicológica cuando una persona está triste de manera puntual, como hemos mencionado, es una emoción natural y que tenemos que afrontar.

En caso de que la persona se sienta triste de manera continuada, un psicólogo sí podría ayudarle a sobrellevar situaciones negativas de la vida que está intercediendo en su bienestar, pero esto no es tan crucial como en un caso de depresión.

Cuando una persona sufre depresión, se recurre a la terapia psicológica (generalmente, la terapia cognitivo-conductual) o la terapia con psicofármacos. El especialista determina qué tipo de terapia es más adecuada.

Infografía con las diferencias entre tristeza y depresión


¿Quieres contactar con un PSICÓLOGO? Escribe tu e-mail y te contactamos.