Los mitos sobre el psicólogo y la Psicología

Ideas y mitos inciertos sobre la Psicología y sobre los psicólogos

MindpyMindpy Autor de Post de Psicología
Mindpy - Web de Psicología

Existen ideas preconcebidas sobre la Psicología y sus profesionales que no son ciertas y que se deben en gran parte al desconocimiento.
Aquí compartimos una ideas sobre la Psicología y sobre la profesión de psicólogo incorrectas, pero muy extendidas: 

1. La Psicología no es una ciencia

Hay muchas personas que desconocen que la Psicología es una ciencia o simplemente no la conciben como tal:

Definición de Psicología en la RAE: “Ciencia o estudio de la mente y de la conducta en personas o animales”.
Definición de ciencia en la RAE: “Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente”.

La Psicología aplica el método científico, precisamente hablamos de ciencia cuando una disciplina se basa en el método científico.

En Psicología, como en cualquier otra ciencia, se establecen hipótesis sobre hechos que luego se comprueban empíricamente y por tanto, la Psicología se basa en la evidencia científica.

Un psicólogo conoce bien los métodos que debe aplicar en cada tipo de caso y su trabajo se basa en experiencias probadas y no el milagros ni en percepciones subjetivas como mucha gente se piensa

2. El trabajo de un psicólogo consiste en escuchar

Se tiende a creer que la terapia psicológica consiste en ir a que una persona (el psicólogo) escuche, pero para que alguien te escuche, puedes llamar a cualquier amigo.

El psicólogo durante la terapia formula una serie de preguntas estudiadas específicamente para cada tipo de casos. Las preguntas están estructuradas y tiene un orden y sentido y el profesional hace una escucha activa. Después realiza sus conclusiones y dirige la terapia por el camino que considera tras el análisis de las respuestas.

3. Los psicólogos están un poco ‘tocados’

Ni las personas que asisten a terapia ni los propios psicólogos están ‘locos’ o ‘tocados’, como mucha gente tiende a decir con un cierto tono despectivo. La terapia psicológica debe tomarse más en serio y verse tal y como es: un proceso con el objetivo de cambiar ciertos pensamientos, sentimientos y conductas que están afectando a la salud y bienestar mental de una persona.

4. La terapia psicológica es muy cara

Como explicamos en nuestro artículo: Soy psicólogo y valoro mi trabajo;  “No pagas la hora del profesional, sino que pagas por una formación, unos conocimientos y una experiencia previa”.

Un buen psicólogo sigue formándose cada día. La terapia psicológica no termina en la sesión, sino que existe una minuciosa preparación y estudio de caso. A esto hay que sumar el trabajo continuo de investigación que ejercen muchos de estos profesionales.

La salud física y mental afecta a todos los aspectos de nuestra vida. Si no la valoramos, estamos dejando de lado la parte más importante de nuestra vida. Si realmente necesitas el apoyo y la experiencia de un profesional, deberías invertir en tu salud y para ello debes valorar el trabajo de tu terapeuta.

5. Los psicólogos no tienen problemas emocionales

Es cierto que los psicólogos tienen muchos más conocimientos y herramientas que el resto de la sociedad, ya que estudian continuamente nuevas técnicas de cómo superar los problemas emocionales. Esto no significa que los psicólogos sean inmunes a cualquier problema emocional, controlen siempre sus emociones o no sufran en algún momento, estrés, ansiedad, depresión, etc.

Que uno de estos profesionales sufra un problema emocional, no significa que no sea capaz de hacer bien su trabajo, ya que un buen psicólogo sabe distinguir entre su vida personal y profesional.

6. Todos los psicólogos ofrecen terapia

Como explicamos en nuestro artículo: La Psicología ayuda a crear una sociedad mejor la Psicología es una ciencia que se aplica a varios sectores sociales. No todos los psicólogos se dedican a la terapia psicológica, si no que trabajan en sectores como la educación, el trabajo, la investigación, las organizaciones, la investigación, el deporte, etc.

Es una rama muy amplia y variada que influye de manera positiva en la sociedad.

7. ‘No estoy tan loco como para ir al psicólogo’

A consulta no se acude por estar loco ni por ser una persona débil, cualquier persona por muy fuerte y cuerda que sea, puede beneficiarse de la terapia psicológica. Cuando una persona decide asistir a terapia da un paso más hacia su bienestar emocional.

En muchas ocasiones la sociedad menosprecia el trabajo psicológico y ve con malos ojos a la persona que admite que va a terapia, pero; ¿Si vamos al gimnasio para cuidar el cuerpo? ¿Por qué no vamos al psicólogo para cuidar la mente?


¿Quieres contactar con un PSICÓLOGO? Escribe aquí tu e-mail.